viernes, 22 de febrero de 2008

EN CAMPAÑA. EN SEGOVIA. EN CASTILLA

Llegó la hora y parece que el panorama de la campaña está por aquí un poco deslucido. Los partidos centralistas lo tienen claro y a Segovia no se acercará ningún primer espada. Sólo vociferarán los espadones clónicos de ZZ y de mi tocayo. No sólo hablo de protagonistas mediáticos sino también de cantidad, de ruido, de gente, de lo medible y pesable. Cuando anoche a las 0.00 horas comenzaba la Campaña Electoral sólo 6 partidos éramos visibles en las calles. Sólo 6 de los 30 y tantos (Senado y Congreso incluidos) que nos presentamos por esta menguada provincia (tocamos a menos de 5.000 personas por partido…). Los más horteras y pretenciosos eran los del PSOE. Se nota el dinero que manejan y ofrecían a su escaso público el repetido montaje de pantallas y proyectores y voces zombi de zombis de otras veces. Al menos no proyectaron la palabra “Pedro” con el cursi eco de la Penélope Cruz sobre las piedras indefensas del acueducto, como si tuvieron el morro de ponerlo en Mayo 2007. Los del PP volvieron a recluirse en su feudo de paneles electorales. Entre la verja de la catedral y los urinarios de la Plaza Mayor. Sitio emblemático y predestinado. Lo tienen cerca, los paneles quiero decir –que los urinarios también-. Con bajar de la sede ya están. Y además con las espaldas cubiertas por las encuestas, por el envejecimiento de la población segoviana, por la explotación de la ignorancia y del miedo al Straperlo entre la tropa segoviana más veterana, por el despoblamiento, por el teleatontamiento generalizado que producen sus telecapitales estratégicos y por la inercia de esta tierra de nuestros pecados. Parece que los peperos se refugiaron rápidamente en los bares de su zona nacional para convencer a los parroquianos y a los barmen de que su victoria en esta provincia está sancionada por todo perrigato, desde la curia vaticana hasta el emputecido CIS de las Españas . Y mira que hacía buena noche.

TIERRA COMUNERA como siempre. En las calles peleando por nuestros espacios electorales. Los paneles y las paredes anoche, las plazas mañana, los medios de comunicación otros días. Castilla siempre. Nuestro pelotón de Tierra Comunera cubrió el itinerario de los segovianos desde el Azoguejo hasta la Plaza Mayor. LLamaba la atención la poca gente que acompañaba a los partidos poderosos –éramos nosotros y los de IU los más bulliciosos- por las calles y el escaso número de paneles ocupados. Poner carteles electorales parece haberse convertido en una propaganda de pobres, de partidos pobres, porque del PSOE y del PP anoche se pusieron pocos y bastante desafortunados, ramplones, frustrados, mediocres y descontextualizados. Los únicos que ofrecían color eran los nuestros. Lo digo sin dejarme llevar por la parcialidad etc. etc. Los periodistas en su línea y en su lógica. Nos hicieron caso los de siempre y con la intensidad esperada. Nos ignoraron los de siempre y con el desdén conocido. Hablo de medios, no de personas, que a veces también. Las reglas del juego son las conocidas. Inmutables y brutales.

Lo que sí que nos llamó la tención fue el alarde policial que hizo anoche la nueva gobernadora. Mi cabeza se resiste a cambiar el viejo nombre que recibían estos personajes en la época del franquismo que al menos no era equívoco como sí lo es el engendro de “subdelegado/a”. La buena señora Rodrigo parecía dispuesta a demostrar anoche que es de armas tomar, que buena es ella y que llegado el caso ella estaba mejor armada que nadie. Y no como otros predecesores más preocupados por salir en las fotos…

Cuando ya no nos quedaba nada con que pegar los carteles y habíamos tomado unas cañas –ésta es la parte agradable y requiere discreción- decidimos que era hora de volver a casa porque la campaña sigue hasta el día 7 de marzo.

No quiero pasar por alto que la Junta Electoral de Zona ha vuelto a prohibir a TIERRA COMUNERA celebrar su acto de cierre de campaña en la Plaza de Medina del Campo (donde la Estatua de Juan Bravo que hizo Aniceto Marinas en 1921) alegando que el alcalde, y su equipo de gobierno con él, ha vuelto a vetar el uso del recinto amurallado para la campaña electoral. Nos parece intolerable la medida de restringir el Derecho de Libertad de Reunión y el Derecho a la Libertad de Expresión que consagra la Constitución Española. Parece,

Primero, que el Alcalde, y su equipo de gobierno, no se ha leído este librito en sus estudios de abogacía y…

Segundo, que la Junta Electoral de Zona estaría encantada de que ni siquiera hubiera campaña electoral...

Y es que este alcalde cada día se parece más al musculoso Fraga pletórico de “La calle es mía” que atestaba las avenidas de las ciudades con antidisturbios para que nadie hablara de Libertad ni de Justicia ni de Derechos ni de La Propia Tierra... Lo que nos llamó la atención el año pasado es que fuera precisamente un alcalde del PSOE el que pusiera obstáculos a los ciudadanos para reunirse y hablar de política en la plaza de su pueblo, una desvergüenza en la que ningún alcalde anterior había caído. Pero éste sí. Nos extrañaba antes, ahora ya no. Algo haremos. Saludos y todo el que lea estas líneas que sepa que admitimos toda clase de ayuda y colaboración que los castellanistas puedan ofrecer a TIERRA COMUNERA.